JOSÉ LIDÓN (1748 – 1827)

José Lidón fue un compositor, organista, y director de orquesta español nacido en Béjar el 2 de junio de 1748 y fallecido en Madrid el 11 de frebrero de 1827.

Entró como monaguillo de la Capilla Real de Madrid en 1758 teniendo como maestros a José de Nebra y al organista Antonio de Literes. En 1763 oposita con un éxito a una plaza en la catedral de Málaga, pero no llegó a tomar posesión de la misma, por ocupar la vacante dejada por José de Nebra en la Real Capilla.

Desde 1768 fue organista de la Catedral de Orense y de la Capilla Real de Madrid, donde permaneció al servicio de las cortes de Carlos III, Carlos IV y, posteriormente, de Fernando VII. Tres años después consiguió el nombramiento de “maestro de estilo italiano”, y en 1805 fue nombrado Maestro de Capilla de la Real Capilla y rector del Colegio de Niños Cantores. Tras la guerra de la Independencia, Lidón fue repuesto en su cargo por Fernando VII el 25 de junio de 1814, donde permaneció hasta su muerte. Tras el regreso de Fernando VII al trono, intercedió por su amigo y también compositor Juan Oliver Astorga.

Fue un músico distinguido de gran y sólida reputación, fecundo compositor que disfrutó de justo renombre como teórico, organista y profesor. Dejó más de sesenta obras de música religiosa, entre ellas las siguientes que se conservan en la Capilla Real de Madrid: cuatro misas, un oficio de vísperas, dos salmos, un himno al Sagrado Corazón de Jesús, 32 lamentaciones, dos misereres, tres himnos , un oficio de difuntos, tres Te Deum, dos saludos y letanías, una letanía, de santos, una Salve Regina, varias piezas y sonatas para órgano, motetes, y seis fugas para órgano con sus intentos formados sobre el canto de los seis himnos: (Ave María Stella, Quem Tierra, Verbum supernum prodiens, O gloriosa Virginum, Pange lingua y Sacris solemnis compuestas en Madrid a partir de 1778).

También escribió la música del drama lírico Glauca & Coriolano, representada en el teatro del Príncipe (1792), y de la zarzuela con texto de Moratín El barón de Illescas; publica un tratado: Reglas muy útiles para todo organista y aficionado al forte-piano, para acompañar como método, demostrando los veinticuatro tonos de la música con los diapasones y acompañamiento (Madrid, 1793), y dejó inéditos: Tratado de la fuga y Tratado de las modulaciones, este último calificado de <preciosos manuscrito de modulaciones> por Pedro Manaza en su Tratado de contrapunto y composición.

Lidón tuvo aventajados discípulos, entre ellos sus sobrinos Andreu y Alfonso y el Padre Carrera y Lanchares, distinguido organista que en una de sus obras rindió un solemne homenaje a su maestro.

En su obra destaca una numerosa producción de música religiosa (cuatro misas, lamentaciones, himnos, misereres…), así como varias piezas especialmente para órgano y sonatas para violín, viola, y un cuarteto de cuerdas con trompa obligada. Al margen de ella, en 1792, la compañía teatral de Ribera estrenó en el Coliseo del Príncipe, Glauca y Coriolano, ópera con libreto en castellano también conocida como Sinfonía, Drama heroico en un acto en verso castellano, puesto en música por don Josef Lidón. En ella plantea la defensa del idioma castellano como lenguaje válido para ser empleado en el teatro lírico, anticipándose a los compositores del siglo XIX, como Tomás Bretón. Consta de dos actos y está basada en La Araucana de Ercilla. Igualmente, siguiendo la moda del momento escribió tonadillas como Los dos hermanos y La naranjera, y una zarzuela, El barón de Illescascon texto de Moratín.

Como teórico dejó un Tratado de Acompañamiento (Reglas muy útiles para los organistas…, un Tratado de la fuga y otro sobreEl arte de modular.

Sus obras se conservan principalmente en el Palacio Real y en la Biblioteca Nacional.

Su obra se encuentra dispersa en varios archivos (entre otros, en la Catedral de Ciudad Real, Biblioteca Nacional de Madrid o la Catedral de Orihuela, Valencia) y se compone de más de setenta piezas de música sacra (oratorios, salmos, lamentaciones de Semana Santa) así como sonatas y fugas para órgano, además de un cuarteto para cuerdas.

En Béjar existe una plaza en honor de este ilustre ciudadano.

Obras seleccionadas

  • Ave Maris stella a 4 y 8 voces.
  • Cantábile para órgano al alzar en la misa.
  • El barón de Illescas (para una versión de la zarzuela del mismo nombre de Leandro Fernández de Moratín)
  • Glaura y Coriolano, estrenada en el Coliseo del Príncipe de Madrid en 1792.
  • Ofertorio.

Trabajando en favor del rescate y la difusión del patrimonio musical español e hispanoamericano desde sus orígenes hasta nuestros días.

A %d blogueros les gusta esto: